Lo más preciado de la primavera

Lo más preciado de la primavera

La única estación del año donde los alérgicos se pasan el día estornudando, y donde los amantes del buen comer disfrutan de los manjares de los que os hablaremos a continuación.

Pétalos de haba

Se trata de uno de los manjares de primavera, cuya escasez y tratamiento están íntimamente relacionado con su precio elevado. Los pétalos de haba son recogidos a primera hora de la mañana, se les da el primer tratamiento de shock con agua fría. Peladas y calibradas a mano, de manera artesanal. El sabor intrínseco de este vegetal se mantiene bastante bien gracias a repercusión que hace el aceite de oliva virgen extra en su conserva.

petalesdehabas

Se pueden utilizar tal cual simplemente escurridas y calentadas, unos instantes al fuego, hasta que tomen temperatura. O también otra opción de lo más exquisita sería acompañarlos de un huevo trufado y jamón serrano que potenciarán su sabor.

huevos-guisantes-jamon

Guisantes de lágrima

El también conocido como ‘caviar vegetal’ es otro de los productos escasos de la primavera.  Cuenta con una recolección de lo más exigente, ya que se recoge cuando aún no ha madurado completamente, vaina por vaina a primera hora de la mañana. Cada jornada de cosecha es una especie de contrarreloj, porque si el sol comienza a subir la planta comenzará a recibir calor y de esta forma, el producto final perdería una de las virtudes que lo vuelven tan apreciado: la cantidad notable cantidad de ‘agua vegetal’. Después de la recolección llega el desgranado, un proceso manual que también es exigente y muy laborioso. Tras ello, comienza otra contrarreloj: la del traslado al restaurante. Este proceso debe realizarse en el menor tiempo posible, debido a que si el producto se oxida resulta notablemente perecedero.

lagrimadacosta

El guisante de lágrima también es una joya desde el punto de vista nutricional, se podría decir que es el rey dentro y fuera de la mesa. En cuanto a su cocinado, conquista a todos los paladares por su particular textura, en la que lo crujiente de la piel da paso a un interesante interior líquido. Ambos factores propician que la mejor forma de tratarlo en una cocina sea no tratarlo. O, al menos, de hacerlo muy poco. Por ello requiere un tratamiento en cocina habilidoso y respetuoso. Desde aquí os aconsejamos acompañarlos con jamón serrano y huevo de corral.

Perretxiko

El perretxiko es la seta más apreciada en el Norte de España, la reina de la temporada. Etimológicamente, su nombre significa “con un bello sombrero o cabeza”. Es una seta carnosa, de textura firme y compacta, pero tierna a la vez, además posee un olor muy agradable.

esparragosboletusperretxicos

En la cocina, este producto ofrece muchas posibilidades ya que puede estar presente en recetas a base de guisos, salteados, cremas, etc. Se suele cocinar en revuelto con huevos, alcachofas, tocino y vino.

Espárragos

Son fácilmente reconocibles por su color blanco, su textura suave, con fibrosidad escasa o nula y su exquisito sabor. Un producto muy actual a pesar de tener un origen muy antiguo, tal como muestran algunas pinturas egipcias, datadas 3.000 años A. C., donde aparecieron los primeros vestigios de la existencia de este fruto. Sin embargo, es en la época del Imperio Romano cuando aparecen mencionados en los escritos de algunos autores. Tradiciones de recolección que llegan hasta nuestros días donde se comienza a recolectar a las seis de la mañana para poder envasarlos en el mismo día y que no pierdan su agua constituyente.

esparragos

Son perfectos para acompañarlos con una vinagreta que potencien todo el sabor del producto.

Boletus de primavera

El boletus pinophilus es otro de los productos más preciados de la primavera, no solo en la cocina, sino que también por sus extraordinarias propiedades para nuestro organismo.

El Boletus de pino es una seta muy apreciada por los amantes de la cocina por su excelente sabor perfecto para carnes y pescados. La razón, la textura sabor y aroma de su carne. Los cocineros de setas aprecian sobre todo el aroma tan agradable de su carne, de textura suave, color blanco y que no cambia de color con el cocinado.

Las mejores maneras para conservarlo es deshidratarlo, congelarlo o cubrirlos con un paño húmedo si su utilización es para días próximos. Pero si no puedes aguantar probar este delicioso manjar siempre puedes prepararlos con un revuelto de ajos y huevo.